De qué manera te olvido: la enfermedad de Alzheimer

Todo lo que implica este tipo de demencia

Jacqueline Robledo

9/21/20220 min read

human brain toy
woman in brown top reading paper

Este 21 de septiembre se conmemora el Día Internacional de la Enfermedad de Alzheimer, y es por ello que en Investigación POP nos dimos a la tarea de dedicar esta semana a esta enfermedad tan devastadora en todo el mundo, para hacer conciencia sobre ella y poder en un futuro encontrar la cura y prevención a través de la investigación clínica.

¿Ustedes conocen a alguien que padezca esta enfermedad? No solamente a Alz y Heimer, los personajes de Eugenio Derbez y María, o a la protagonista de la película “The Notebook”, sino a personas de carne y hueso? ¿Cómo impacta la enfermedad a la persona y a sus seres queridos?

Todos hemos oído hablar de la enfermedad de Alzheimer. Cada vez que a alguien se le olvida algo, las personas a su alrededor bromean, diciéndole que lo más seguro es que ya padezca la enfermedad. Lo hacen de manera simpática y juguetona, ya que en muchos programas de televisión y películas aprovechan las ocurrencias graciosas que pueden pasarle a la gente que lo padece. Pero si te pasara a ti o a tus seres queridos de a de veras, ya no te daría tanta risa, ¿verdad?.

Hasta hace algunas décadas, a esta enfermedad, se le llamaba demencia senil, queriendo decir, en pocas palabras, que era un tipo de locura en personas de edad avanzada.

Una de mis bisabuelitas lo padecía. Cuando le preguntaban a mi papá, de chiquito, qué le pasaba, pues solamente decía lo que en ese entonces se sabía: mi abuelita está un poco loca. Creían que alguien debía estar mal de la cabeza para no acordarse de quiénes son sus seres queridos, o dónde vive, o cómo se llaman las cosas a su alrededor.

Hay varias anécdotas, de las cuales les voy a contar dos, para que sepan qué puede pasarle a una persona con Alzheimer. Mi bisabuelita María se perdió dos veces: una en Acapulco, donde la encontraron relativamente rápido, después de unas horas, y otra en la Ciudad de México, donde se tardaron 3 días en encontrarla. Se salió de la casa, y no supo regresar, pero en algún momento se acordó que vivía cerca de la estación del tren de Buenavista, y se quedó ahí hasta que mis tíos la encontraron.

Y ya cuando la enfermedad estaba más avanzada, un día le grita muy asustada a mi abuelito (su hijo): ¡¡¡Auxilio, hijo, hay un viejo en mi cama!!! Y pues el 'viejo' era su esposo, ¡¡mi bisabuelito!!

Gracias a Dios, ni mi abuelito ni mi papá ni mis tíos han tenido la enfermedad, y hasta la fecha no se sabe exactamente qué la causa. Lo que ocasiona todos estos olvidos (y màs) es una proteína llamada beta amiloide, que forma placas en el cerebro que hacen que las neuronas no puedan comunicarse adecuadamente. Hay varias teorías, pero hasta ahora se cree que es una mezcla de factores genéticos, ambientales, de conducta, y tal vez hasta una resistencia a la insulina en el cerebro. Existen numerosas investigaciones al respecto alrededor de todo el mundo.

En México, se estima que hay alrededor de un millón trescientas mil personas con la enfermedad de Alzheimer, que representa el 60 a 70 por ciento de todas las demencias en personas mayores de 65 años.

Pero las personas con Alzheimer no solo olvidan algunas cosas, lo cual puede ser normal al llegar a cierta edad, sino que olvidan nombres de personas cercanas, tienen problemas para orientarse, llegan a olvidar palabras, nombres de objetos, tienen problemas para contar o hacer operaciones matemáticas, para ciertos tipos de razonamiento, y ya en etapas avanzadas, pueden no recordar cómo hacer cosas bàsicas como vestirse, comer o ir al baño.

Los especialistas en diagnosticar esta enfermedad son los neurólogos, y pueden hacer equipo con otras especialidades médicas como geriatría y psiquiatría para tratar la enfermedad.

El diagnóstico se hace por medio de pruebas cognitivas ( preguntas y tests), exámenes de laboratorio e imagenología, pruebas psicológicas y preguntas a los seres queridos de la persona, que son los primeros en notar los cambios en el paciente.

No existe una cura como tal para esta enfermedad, o que pueda revertir el sano en el cerebro, pero los medicamentos actuales pueden ayudar a retrasar el avance de la enfermedad, que puede durar desde 2 a 20 años desde el diagnóstico hasta la muerte.

Existen numerosos ensayos clínicos en México y el mundo para tratar de encontrar más y mejores tratamientos para esta enfermedad, 21 en nuestro país sobre medicamentos y 2358 en el mundo, avalados por la FDA, sobre medicamentos y terapias alternativas, dispositivos de detección, dieta, microbiota intestinal, terapias cognitivas, factores ambientales y genéticos, etc.

Las personas con Alzheimer necesitan mucha ayuda de parte de su familia, amigos y cuidadores, para poder tener una calidad de vida adecuada y sin riesgos, ya que poco a poco deben dejar de hacer actividades por si solos que pueden ser peligrosas, como manejar, cocinar, salir a pasear solos, y requieren asistencia constante.

Se necesitan muchas herramientas para los pacientes, ya sea físicas o electrónicas para ayudar a recordarles actividades, medicamentos, citas, nombres de personas, lugares, etc. Se tiene que tener mucha paciencia, ya que las personas pueden llegar a ponerse ansiosas o hasta agresivas con facilidad, en etapas avanzadas, y debe de proporcionárseles un ambiente tranquilo, con actividades a su gusto y sin reprocharles sus olvidos o los cambios que presentan.

Si te pasara a ti, ¿cómo te gustaría que te tratarán? Lo paradójico de esta enfermedad, es que, a los pacientes se les olvida que la tienen , y pueden llegar a tener episodios de lucidez donde por momentos vuelven a recordar.

Hay muchos tipos de terapias que pueden ayudar a retrasar el deterioro cognitivo y actuar también como prevención, como realizar ejercicios mentales y físicos, socializar, hacer ejercicio, dieta balanceada rica en omega 3, y en especial, la terapia musical, ha tenido mucho impacto, donde los pacientes “vuelven a la vida” al escuchar las canciones de su juventud.

Muchas gracias por leernos y participar en las redes sociales, sígannos en todas las plataformas para aprender más sobre las distintas enfermedades que afectan a la población mexicana y cómo la investigación clínica puede mejorar la situación de los pacientes.

Hasta la próxima semana!!